PROMOCIONES: Entra ahora y obtén descuentos de hasta el 40% en la inclusión de deuda judicial en el RIJ

Ver promociones
×

Navegador no soportado

El Registro de Impagados Judiciales no es compatible con el navegador actual, por favor, copie y pegue el enlace al que está intentando entrar en otro navegador:

Le recomendamos usar alguno de los siguientes navegadores:

  • Google Chrome
  • Mozilla Firefox
  • Opera
  • Safari

¿Por qué el RIJ no es compatible con internet explorer?

El creador de Internet Explorer, Microsoft, no da soporte para dicho navegador y recomienda no utilizarlo. Internet Explorer compromete gravemente la seguridad del usuario que lo utiliza. Puede obtener más información en este enlace.

Picture_Consultar

Consulta a particulares, autónomos o empresas en el Registro de Impagados Judiciales para prevenir impagos propios o de tus clientes

Registro para consultar impagos judiciales de forma gratuita

El RIJ es un registro online que permite a los profesionales del derecho y a cualquiera que goce de interés legítimo en acceder al mismo para consultar si una empresa, autónomo o particular tiene impagos reconocidos judicialmente. Puedes acceder a esta información de forma gratuita con el objetivo de ayudarte a prevenir impagos y minimizar riesgos.

La información incluida en nuestro fichero es aportada directamente por profesionales del derecho adscritos a su correspondiente colegio profesional (abogados, procuradores y graduados sociales) en su propio nombre o en representación de su cliente acreedor.

Picture_Consultar_Impagos

Ventajas de la consulta de impagos en el RIJ

  • Gratuito

    1. El servicio de consulta de impagos no tiene ningún coste, para acceder al servicio sólo es necesario registrarse en nuestra web y solicitar la consulta.

  • Cómodo

    1. Consultar deudas es muy fácil, únicamente se ha de introducir el NIF/NIE de la persona o empresa sobre cuya información se desea realizar la búsqueda.

  • Información veraz y actualizada

    1. La información sobre impagos que se recoge en el RIJ está reconocida y fundamentada en una resolución judicial firme, antes de ser publicada es debidamente verificada y validada por nuestro equipo jurídico y se actualiza de forma diaria por los profesionales del derecho que operan en la plataforma.

Opiniones de otros usuarios del Servicio de Consulta

  • Picture_CLient

    Ana María Olmo Huertas

    Abogada Colegiada 5862 ICAGR | Olmo&Torres Abogados


    El método RIJ favorece las relaciones de compañerismo marcadas por el Código Deontológico de la Abogacía. No hay mejor manera de ayudar a un compañero que facilitarle tu información sobre un cliente moroso para que pueda evaluar con criterio los riesgos a los que se enfrenta si acepta prestar a éste sus servicios.



  • Picture_CLient

    Juan María Galán Chillón

    Abogado Colegiado nº 5633 ICAGR | López Galán Abogados


    Tener acceso a la información de clientes de manera fácil y gratuita que te permita prevenir impagos es una gran ventaja de la que hasta ahora no disponíamos los Abogados ¡Otro paso adelante!

  • Picture_CLient

    María del Mar Torres Clemente

    Abogada Colegiada 5381 ICAGR | Olmo&Torres Abogados


    Disponer de una base de datos como el RIJ nos permite a nosotros y a nuestros clientes tener datos más detallados sobre la solvencia de una empresa de cara a la toma de decisiones claves.



Modalidades de consulta del RIJ

Consultar empresas

Este tipo de consultas son especialmente útiles para prevenir deudas de empresas que puedan estar interesadas en tus servicios o en los de tus clientes, para el establecimiento de una relación contractual o para llevar a cabo un análisis previo de la misma a la hora de realizar una inversión.

Consultar los impagos de empresas en la lista de deudas judicialmente acreditadas, RIJ, es sencillo, sólo es necesario acceder a la plataforma e introducir el NIF de la empresa para descargar un informe que nos indicará si la misma tiene algún impago registrado

Picture_Consultar_Impagos
Picture_Consultar_Impagos

Consultar Autónomos y Particulares

Este tipo de consultas son especialmente útiles para prevenir deudas de particulares o autónomos que puedan estar interesados en tus servicios o en los de tus clientes, o para analizar la viabilidad de una posible relación contractual.

Para consultar los impagos de un particular en la lista de deudas judicialmente acreditadas, RIJ, tan sólo debes dirigirte a nuestra web, introducir el DNI/NIE de la persona a consultar, y adjuntar la documentación que acredite el interés legítimo en conocer dicha información.

Preguntas frecuentes

¿Cómo consulto la información sobre los impagos de una empresa?

Previo registro en nuestro portal web, en tu panel de usuario debes hacer clic en “Consultar un impago” y ahí seleccionar "Empresa". Posteriormente podrás realizar una consulta a tu nombre o en nombre de tu cliente.

¿Qué requisitos y/o documentación son necesarios para consultar una empresa?

No se necesita ningún requisito adicional ni documentación para consultar impagos de empresas.

¿Cómo consulto sobre un particular o autónomo?

Previo registro en nuestro portal web, en tu panel de usuario debes hacer clic en “Consultar un impago” y ahí seleccionar "Particular o autónomo". A continuación, podrás realizar una consulta a tu nombre o en nombre de tu cliente, acreditando el interés legítimo para ello en cuanto a la necesidad de encontrarse en una de las tres situaciones que la legislación sobre protección de dato prevé para entender que se da ese interés, adjuntando la documentación que acredite ese hecho.

¿Qué requisitos y/o documentación son necesarios para consultar un particular o autónomo?

Con las consultas de personas físicas es necesario elegir una de las opciones de interés legítimo:

  • OPCIÓN 1. Tengo un contrato vigente o autorización.
  • OPCIÓN 2. Voy a firmar un contrato con aplazamiento de las obligaciones de pago.
  • OPCIÓN 3. Voy a contratar un servicio de facturación periódica.

La documentación que se debe adjuntar para acreditar esta situación es el DNI del consultante así como:

  • OPCIÓN 1: Contrato o consentimiento firmado.
  • OPCIÓN 2 y 3: Documento de información previa al consultado o consentimiento firmado.