En el Registro de Impagados Judiciales hemos diseñado una formación específica online para dar a conocer a los abogados y procuradores qué es y cómo funciona la ‘cláusula antimorosidad RIJ’ de la Abogacía Española y cómo su labor profesional es clave en su uso.

La directora del departamento Jurídico del RIJ, Reyes Rodríguez Zarza, será la encargada de impartir las sesiones formativas online todos los martes, a las 13.30 horas, en las que dará a conocer los últimos casos de éxito en los Juzgados españoles, reduciendo drásticamente los plazos en el cobro de ejecuciones de impagados de tres años de media a pagos en menos de 20 días.

💻 ACCEDE en el enlace a nuestro webinar y conoce sus diferentes posibilidades y sus objetivos:

https://teams.microsoft.com/l/meetup-join/19%3ameeting_OTNkZmJmNzYtNGQzNC00NzA5LThmYzAtYjRmZjIzMzk0YWVj%40thread.v2/0?context=%7b%22Tid%22%3a%226d6692eb-f2f1-406f-b313-41f7dd27472a%22%2c%22Oid%22%3a%229bf442b6-4839-4811-b93b-985c08bf9ee7%22%7d

La cláusula RIJ es una sencilla disposición legal impulsada  por el Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) cuya incorporación a todo tipo de contratos civiles o mercantiles  permite notificar la posibilidad de inclusión en el Registro de Incidencias e  Impagados Judiciales (RIJ) de la Abogacía Española en caso de incumplimiento, generando un elemento disuasorio y de transparencia que impulsa el cumplimiento de las obligaciones contractuales con objetivo principal de prevenir la morosidad.

Además, este instrumento legal puede incorporarse a los escritos judiciales invocándola como respaldo legal en situaciones de reclamaciones de deudas que hayan llegado a la esfera judicial, proporcionando una herramienta eficaz para hacer frente a los impagos y agilizar el proceso judicial, aliviando los congestionados órganos judiciales.

La cláusula RIJ encuentra su base legal en el art. 20 El art. 20 de la L.O. 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales que exige para la licitud de la inclusión de un deudor en un Sistema de información Crediticia, entre otros requisitos, en el apartado c), que el acreedor haya informado acerca de la posibilidad de inclusión en dichos sistemas, con indicación de aquéllos en los que participe y permite que dicha información se proporcione en dos momentos distinto: bien en el contrato o bien el momento de requerir de pago.

De esta forma la ‘Cláusula antimorosidad RIJ’ de la Abogacía Española puede ser utilizada de dos formas, ya sea incorporándola en contratos previos para prevenir la morosidad o incluyéndola en las demandas y escritos judiciales para respaldar acciones legales relacionadas con impagos.

Y, si deseas, una formación personalizada o aclarar cualquier duda puedes ponerte en contacto con Reyes Rodríguez Zarza en su mail 📩 reyes@registrodeimpagadosjudiciales.es

Accede a los últimos casos de éxito de cobro exprés gracias a la cláusula antimorosidad RIJ.